Miragem, de Erik Rocha

10/6/2020

"Miragem" incorpora la realidad brasileña convulsionada y compleja actual, trayendo a un protagonista afectado y transformado por grandes temas universales. Soledad, miedo, supervivencia y búsqueda de reinvención. Es el narrador de nuestro tiempo, en movimiento constante y dinámico, inmerso en el caldero de una metrópolis latinoamericana y de un país en trance”, señala Erik Rocha (hijo del legendario Glauber Rocha) acerca de su nueva película que fue estrenada mundialmente en octubre de 2019 en el British Film Institute, y luego en el Festival Internacional de Rio de Janeiro, donde ganó los premios a Mejor Actor, Mejor Fotografía y Mejor Director.

 

La metrópolis de la que habla Rocha es Río de Janeiro, hoy en día. En esta ciudad convulsionada y violenta vive Paulo (Fabricio Boliveira), padre de Mateus de  7 años, a quien no puede ver por no pagarle la pensión a su ex mujer. Claramente, dinero es lo que necesita, y lo más pronto posible, por eso trabajar de taxista es una oportunidad para no dejar pasar. A medida que pasan los días, Paulo se relaciona momentáneamente con diversos pasajeros y sus historias. Eventualmente va a conocer a una mujer, Karina (Bárbara Colen), quien no a va a ser una pasajera más. Porque aquí existe la posibilidad de una conexión más personal. Quizás incluso amorosa.

 

Miragem puede ser abordada desde varios ángulos. Por un lado, como la historia de un padre a la deriva que se muere de ganas por a ver a su hijo, pero ese deseo está lejos de cumplirse. No tiene los medios y sus esfuerzos son fútiles. Y, entonces, su existencia cotidiana se transforma en una situación muy dolorosa. Este sería un excelente drama intimista, dentro en un entorno que lo condiciona. Por otra parte, Miragem es una radiografía urbana de una ciudad y un país al borde del colapso, como si de un mundo distópico se tratara. Finalmente, hay una sensible y emotiva historia de amor que alberga la posibilidad de algo que se parece a la felicidad. Siempre y cuanto todo salga bien. Así, Miragem es una historia romántica con un final incierto.

Lo que hace que la película de Rocha funcione tan bien y sea tan pregnante es que todas las historias narradas desde distintos géneros se entrelazan sin fisuras ni artificialidad. El conflicto central, léase el retrato de todo un país cayendo al vacío,  se despliega orgánicamente y no a fuerza de arbitrarios golpes de timón. Y la pátina de documental que todo lo envuelve le da un mayor grado de realismo. En ese realismo también está lo universal de Miragem. No hace falta vivir en Río de Janeiro para empatizar con Paulo y sus problemáticas porque todos podemos reconocer que la soledad, el desamparo y la indefensión son denominadores comunes en muchísimas grandes ciudades, sobre todo en Latino América.

 

En Taxi Driver, cada vez que salía a trabajar Travis Bickle veía una ciudad sucia, corrupta, llena de indeseables, que debía ser purificada. Por supuesto, él iba a participar activamene en la limpieza. En Miragem, Paulo también es testigo de las miserias de una ciudad sumida en el caos socio-político, pero no tiene deseo alguno de cambiarla. Porque no cree que sea posible y, fundamentalmente, porque es masticado y escupido por esa ciudad. Por eso con sobrevivir ya está agradecido.  

 

Hasta que aparece el romance con Karina, tierno y afectuoso. Esa es una chance para empezar a vivir y olvidarse de sobrevivir. Y hasta confiar en el amor, si se quiere. No hay en esta historia de amor nada extraordinario, pero no tiene por qué haberlo. En sí misma, es una historia como tantas otras. Pero es justo lo que Paulo necesita.   

 

El problema, una vez más, es que este amor también está condicionado por los vaivenes de la metrópolis, y por eso los encuentros de los amantes son solo treguas, y de ahí que sean felices y tristes al mismo tiempo. Lo que sí se sabe que no cambia es el mundo vacío, frío e indiferente que a Paulo le toca habitar.

 Miragem (Brasil -Argentina/2020).

 

Dirigida por Eryk Rocha. Escrita por Fábio Andrade, Eryk Rocha, Julia Ariani. Con Fabricio Boliveira, Barbara Colen, Matheus  Cadu N. Jay, Inés Estévez, Luis Ziembrowski. Montaje: Renato Vallone. Fotografía: Miguel Vassy. Música: Ava Rocha, Negro Léo, Kiko Dinucci. Duración: 95 minutos. Dispone en Cine.Ar ESTRENOS.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2020

August 20, 2020

August 20, 2020

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com