Tres películas destacadas del Festival de Cine Alemán

14/9/2019

 

Trautmann es una cautivante biopic dirigida por Marcus Rosenmüller, invitado del festival, que narra la vida de Bert Trautmann, un ex arquero alemán que se convirtió en ícono británico. Trautmann fue paracaidista de la Luftwaffe durante la Segunda Guerra Mundial y obtuvo cinco medallas por su valentía en combate, pero el destino quiso que fuera capturado por los ingleses y trasladado a un campo de prisioneros. Tras su liberación en 1948, rechazó volver a Alemania y se estableció en Lancashire, donde empezó a destacarse como arquero.

 

La película no narra un simple relato de fútbol: nos habla de la sociedad, de la historia y de los temas trascendentales que rodean a un individuo. La de Trautmann no es sólo la vida de un hombre que se sobrepuso a todos los desafíos que el destino le supo presentar, sino también la increíble fábula de amor entre una joven inglesa y un alemán que superan los prejuicios, la hostilidad pública y la tragedia personal. Épica y conmovedora, es una mezcla apasionada de romance y fútbol

Bernard “Gundi” Gundermann, uno de los músicos más influyentes de Alemania Oriental, murió con apenas 43 años en 1988. Gundermann es una biopic musical filmada por Andreas Dresen con una verdadera admiración y capacidad crítica hacia el personaje, y cuenta con la actuación de Alexander Sheer, quien también canta todas las canciones originales. El filme revisita la figura y obra de Gundi no sólo para retratarlo bajo el aura de su linaje dylaniano y springsteeniano (con una extrema calidad musical), sino también para ofrecer un fresco histórico del sentimiento paranoide y las traiciones políticas de su tiempo. 

 

Y es que Gundermann también fue un espía-espiado de la Stasi, que vivió en perpetua esquizofrenia ideológica y existencial, luchando por su arte de protesta al tiempo que mantenía su pluriempleo como “perforador” de yacimientos petrolíferos y líder de una banda de rock. La película logra trascender la remanida historia de ascenso y caída para mostrar algo vivo y conmovedor, una oda a la patria, un divertido y hermoso relato de amor y culpa, de amistad y compromiso, una fábula entre lo íntimo y lo épico sobre el tiempo y sus heridas que ofrece una nueva (y musical) mirada a las contradicciones de la RDA.

 

Al igual que en anteriores ediciones, en colaboración con el Goethe-Institut se presentará como film de cierre un clásico del cine mudo alemán musicalizado en vivo. En esta edición, la película elegida es La muñeca (1919), de Ernst Lubitsch, que será proyectada el miércoles 18 de septiembre a las 20 h en el Cine Village Recoleta. 

 

Lancelot es un joven sin mucho interés por las mujeres. Su tío, el acaudalado Barón de Chanterelle, le promete toda su fortuna si se casa. Escondido en un monasterio para escapar de cualquier compromiso matrimonial, los codiciosos monjes le proponen que engañe a su tío casándose con una muñeca de tamaño real, como si fuera una mujer de verdad. 

 

En 1919 Lubitsch ya era considerado uno de los directores alemanes más importantes del momento, aunque por entonces no se lo asociaba tanto a la comedia como a los grandes dramas suntuosos de época. La Muñeca es una película contada con vocación de cuento, algo que se nota ya en su sorprendente y entrañable prólogo, en el que aparece el mismo Lubitsch armando una casa de muñecas, para luego introducir en su interior dos muñecos.

 

La música está compuesta por Marcelo Katz especialmente para esta función. Rocío Iturralde Sadoly: Voz, efectos sonoros, guitarra, uke bass, castañuelas, percusión. Marcelo Katz: Piano, clarinete, sintetizadores y programación sonora.

 

Más información: www.goethe.de/buenosaires - www.cinealeman.com.ar

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

November 15, 2019

November 10, 2019

November 10, 2019

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com