La escuela contra el margen

31/8/2019

“A fines del 2010, el Parque Indoamericano de Villa Lugano fue tomado por más de 13000 habitantes de las villas aledañas, reclamando una solución habitacional y una vivienda digna. Hubo dos intentos de desalojo violentos, primero por la policía y luego por vecinos de edificios linderos al Parque, que dejaron tres muertos y expusieron las diferencias, la xenofobia y el odio entre vecinos de un mismo barrio, junto con el desamparo por parte de un estado porteño tan rico como desigual. Tomando en consideración que su población estudiantil proviene de los dos sectores enfrentados por la toma del Parque, la Escuela Secundaria Mujica Láinez decidió hacerse cargo del conflicto y trabajar con sus estudiantes la problemática de la violencia, la intolerancia y la defensa de los derechos básicos de sus habitantes”, dicen los cineastas Diego Carabelli y Lisandro González Ursi acerca de su documental La escuela contra el margen, un meticuloso y exhaustivo registro de clases extraordinarias dentro de un aula de la escuela situada a pocos metros del Parque Indoamericano.

 

Porque aparte de ser cineastas, Carabelli y González Ursi son docentes en un programa de enseñanza de cine para estudiantes de escuelas secundarias públicas de los barrios más postergados de la ciudad de Buenos Aires. Así conocieron la escuela  Mujica Láinez y también conocieron a Flori, una nueva docente que tuvo a su cargo coordinar un taller con el objetivo de pensar sobre la identidad, los conflictos y los derechos de los estudiantes de la escuela. De pensarse a ellos mismos, para ser más preciso. A lo largo de todo un año, el documental da cuenta de ese proceso, que ya de por sí es tan complejo como ambicioso. Y aún va más allá ya que también explora cómo es el detrás de escenas de esta escuela, su cotidianeidad, sus logros, sus dificultades y todas sus singularidades. Por eso los protagonistas exclusivos de La escuela contra el margen son los estudiantes, los docentes, y los padres - en ese orden.  

 

A tal punto es así que los directores desaparecen de escena y eligen un documental de carácter observacional para el registro de todo eso que pasa. No hay preguntas ni entrevistas a cámara, no hay testimonios ensayados ni recitados, no hay una estructura dramática que dirija la lectura del espectador ni tampoco ficcionalización alguna. Porque lo que Carabelli y González Ursi buscan, y consiguen, es enfrentar al espectador con ese universo que radiografían de la manera más directa posible, aún con el ruido que lo real siempre tiene. Se podría decir que lo que se ve y se oye es, por momentos, material en bruto (y eso no siempre le juega a favor en relación al ritmo del relato). Aunque, se sabe, esto no es así ya que existió un trabajoso proceso de montaje. Pero la impresión es ésa: los espectadores vemos la realidad tal cual es.

 

Por eso el resultado es impactante, aunque a veces sea confuso o digresivo. Es que tiene la resonancia que tiene la verdad. En uno de los peores momentos económicos y sociales que ha tenido Argentina en las últimas décadas (dejando de lado las dictaduras militares), este documental es imprescindible. Porque barre – o al menos intenta hacerlo- con todo prejuicio hacia quienes viven en las zonas más pobres, y no precisamente porque lo romantice todo. Si hay algo que no hay acá, eso es una mirada romántica o idealizada.

 

Lo que se muestra en todo su esplendor es que en esta escuela pública hay tanto interés por saber, por cuestionar y cuestionarse, por exigir y exigirse, como en muchas otras escuelas, algunas famosas y otras desconocidas. Porque éste es un lugar de enseñanza con una mirada crítica. Cuando uno recuerda que vive en un país con un presidente tan psicópata como impresentable que se lamenta por los que “caen en la escuela pública”, mientras que él, educado en instituciones privadas, no puede leer de corrido e inventa palabras, entonces es todavía más importante enfrentarse a tanta ignorancia con las armas que brinda el conocimiento. Por eso La escuela contra el margen es una obra urgente.

 

La escuela contra el margen (Argentina, 2018). Puntaje: 6

 

Dirigida por Lisandro González Ursi y Diego Carabelli. Iluminación y Cámara: Loreley Unamuno. Sonido: José Alejandro Tapia Garzón. Montaje: Eduardo Lopez. Música original compuesta por estudiantes de la Escuela de Enseñanza Media 6 D.E. 5 “Polo educativo Barracas” - C.A.B.A.: Orquesta Juvenil “Violeta Parra” y Taller de música de egresados. 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

November 15, 2019

November 10, 2019

November 10, 2019

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com