El artista anónimo, de Klaus Härö

22/5/2019

Olavi (Heikki Nousiainen) es un galerista finlandés de no muy buen carácter, de unos 70 años, que está a punto de retirarse. Es el tipo de hombre que siempre ha puesto al arte y a su trabajo en primer plano, incluso a punto de no tener vida social y abandonar a su familia. Por eso no se puede imaginar su vida sin su trabajo. Un día como cualquier otro, descubre en una subasta una pintura que le llama la atención. Es un retrato de Cristo. Olavi está casi seguro de que vale mucho más que el precio de base ya que cree que fue pintado por el maestro ruso IIiá Repin. Pero, al no estar firmado su autenticidad no puede ser confirmada. Entre ofertas y contraofertas, el veterano galerista consigue comprarlo por 10000 euros. Ésta es su última adquisición que luego va a vender a un precio mucho más alto para así asegurarse el dinero necesario para el resto de su vida.

 

Pero hay un problema importante: no tiene el dinero que ofertó. Por eso tiene que conseguirlo lo antes posible, es decir ese mismo día, sea como fuere. Paralelamente, su hija Lea (Pirjo Lonka), quien está divorciada, le pide que la ayude con su hijo adolescente, Otto (Amos Brotherus) dándole empleo en su galería. A Olavi no le interesa ayudarla, sobre todo cuando hace mucho tiempo que no se ven, pero por una cuestión de interés personal decide darle una mano. Así, Otto y su abuelo comienzan a trabajar juntos, investigando el origen de la pintura de Cristo.   

Nada es particularmente original en la trama de El artista anónimo. De hecho, aunque una parte del final ofrece una resolución que sí puede sorprender, casi todo lo que pasa antes es bastante previsible. Más que nada la relación entre Olavi y su nieto. Ya se sabe: son opuestos en varios aspectos, no se caen bien de entrada, pero con el correr del tiempo cada uno le podrá dar al otro lo que le falta y necesita, y de esta manera el vínculo se torna afectuoso y genuinamente familiar. Lo que, por supuesto, va a redundar en un acercamiento con su hija. Es una historia que ya se vio muchas veces, independientemente de galerías de arte y pintores anónimos. Incluso todo el conflicto de Olavi y su hija Lea no está desarrollado en profundidad, sino esbozado y enunciado a través del diálogo. Uno querría saber más acerca del pasado familiar de Olavi y de sus conflictos, pero esa información no está narrativizada.

 

Estas falencias se compensan, en parte, gracias a las más que convincentes interpretaciones de todo el elenco, comenzando por la Heikki Nousiainen. No es fácil construir a Olavi sin caer en el estereotipo o la caricatura, sin embargo Nousiainen logra darle la humanidad suficiente como para que podamos entenderlo sin juzgarlo. Por su parte, Pirjo Lonka hace mucho con un personaje que merece más peso en la historia. 

 

Lo que sí impacta y conmueve es el retrato de Olavi como un hombre obsesionado por conseguir algo que se parece mucho al Santo Grial. Un hombre que está dispuesto casi a dejar la vida. Y para conseguir lo que quiere no va a dudar en actuar sin escrúpulos. Es la desesperación y la angustia lo que lo mueven. Ambiguo en más de un sentido, con contradicciones, y sobre todo sufriente, Olavi no es tan distinto a tantas otras personas que hacen lo que pueden con lo que tienen para dejar de ser perdedores. Aunque se pague un precio alto. Es en este aspecto en el que El artista anónimo es universal. Y seguramente será el derrotero de Olavi – y algunos momentos conflictivos con su hija – lo que uno recordará como lo mejor de la película.

El artista anónimo (One Last Deal, Tuntematon mestari, Finlandia, 2018). Puntaje: 6

 

Dirigida por Klaus Härö. Escrita por  Anna Heinämaa. Con Amos Brotherus, Stefan Sauk, Heikki Nousiainen, Pirjo Lonka. Fotografía: Tuomo Hutri. Montaje: Benjamin Mercer. Música: Matti Bye. Duración: 95 minutos

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

March 29, 2020

February 25, 2020

February 22, 2020

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com