Nosotros, de Jordan Peele

19/4/2019

Cuando Jordan Peele estrenó su ópera prima Huye (Get Out, 2017) muy probablemente nunca se imaginó que iba a ganar el Oscar al Mejor Guión en 2018. Quizás sí sabía que su película era superior al promedio del cine de terror mainstream de su país, y nosotros, los espectadores en general y los fans del terror en particular, tuvimos una de las sorpresas más gratificantes de los últimos años. Inteligente en su premisa, audaz en su ideología y admirable en su ejecución técnica y narrativa, Huye es una película para ver una y otra vez porque siempre se descubre algo nuevo que la enriquece.

 

Nosotros (Us), su segunda película estrenada recientemente, no es ni tan perfecta en su narrativa ni tan atrapante en términos de suspenso y tensión. Es más ambiciosa al intentar explorar más temas (quizás demasiados) al mismo tiempo, recurre a alegorías varias, a veces de maneras no muy sutiles (aunque, ¿dónde está escrito que la sutileza es siempre una virtud indispensable?). A la vez, es más escéptica y desesperanzadora, su humor es más oscuro y hasta es más subversiva en su desenlace. No será genial como Huye, pero es perturbadora y memorable por buenos motivos.

 

En un flashback que transcurre en Santa Cruz en 1986 vemos a la pequeña Adelaide caminando con sus padres en un pequeño parque de diversiones junto a la playa. Sin que ellos se den cuenta, Adelaide se dirige hacia “La casa de los espejos”, un laberinto lleno de espejos. Camina dando vueltas y de repente se ve reflejada en un espejo. No debería sorprender, ¿no? Lo escalofriante es que, a decir verdad, no es un reflejo. Es … otra Adelaide. Fundido a negro.

Ahora estamos en el presente y Adelaide Wilson (Lupita Nyong’o) está felizmente casada con Gabe Wilson (Winston Duke), un hombre bonachón y un tanto torpe. Tienen una hija adolescente, Zora (Shahadi Wright Joseph), que es tan inteligente como su madre, y un hijo más chico, Jason (Evan Alex), un chico muy despierto al que le gustan los monstruos y la magia. La feliz familia vino a pasar las vacaciones en su muy confortable casa de verano, lejos de la ciudad y sin internet para así poder desenchufarse un poco (aunque tienen celulares).

 

Gabe sugiere ir a la playa en Santa Cruz, justo donde está el parque de diversiones que Adelaide visitó de niña con sus padres. Adelaide se queda muda, no quiere ir ni por casualidad. Gabe insiste e insiste, Adelaide termina accediendo, pero siempre y cuando vuelvan antes de que anochezca. Trato hecho.

 

Sin problemas de ningún tipo, la familia pasa una linda tarde con un matrimonio amigo (Tim Heidecker y Elizabeth Moss), todos se relajan y se divierten. Hasta que Jason desaparece por unos minutos y Adelaide se desespera (seguramente imaginando, y quizás con razón, que su hijo está en “La casa de los espejos”). Pero no. Jason simplemente se había ido a dar una vuelta. Igual da un poco de miedo que se cruce con un hombre muy, muy raro que tiene un cartel que dice Jeremías “11:11”. Sea como sea, la familia vuelve a su hogar y después de comer algo se preparan para ir a dormir.   

Justo en ese momento, de repente, aparece una familia muy extraña parada en el jardín de entrada de la casa. No se los ve bien, apenas son siluetas. Comienzan a acercarse, están vestidos en overoles rojos y son copias exactas de los Wilson. Clones, sí, pero tienen algo siniestro. Y no parecen ser nada amigables. Así comienza una larga noche de violencia, muertes, gore y miedo. Mucho, mucho miedo. Y no solo los Wilson van a ser carne de cañón. Es que no son pocas las víctimas.

 

Mezcla de película de invasión al hogar con comedia negra y reflexiones varias sobre el tema del doble y el Otro, Nosotros exhibe una asombrosa habilidad para unir subgéneros y estilos sin que se vean las costuras. Y hasta se da el lujo de ir en contra de convenciones ya afianzadas en sus fuentes. En gran medida, es impredecible. No son pocas las veces en las que el golpe viene desde donde uno menos lo esperaba. Y esta vez el humor también da un poco de miedo porque viene muy pegado a lo más macabro.

 

Y a diferencia de tantas películas de terror contemporáneas, aquí pasa un buen tiempo hasta que se puede entender con precisión qué es lo que está pasando y cuáles son sus implicancias. Porque aunque inicialmente parece que la trama va por caminos conocidos, la verdad es que esos caminos luego se transforman en otros poco transitados. Una segunda visión es más que deseable porque incluso cuando se cree que ya quedó todo claro aparecen nuevos pliegues que ponen en crisis lo que ya se sabe. O se cree saber.

 

Al mismo tiempo, también es verdad que hay más de un par de giros del guión que no cierran ni por casualidad. Porque contradicen puntos centrales en la lógica de la trama. Hay una diferencia entre dejar cabos sueltos que pueden enriquecer las posibilidades del relato y sembrar el relato de arbitrariedades que lo debiliten. La diferencia se nota mucho.

 

Sea como sea, lo que incomoda más es lo que Jordan Peele está diciendo sin tapujos ni medias tintas. Estos Otros de los que habla son los otros por antonomasia. Son los que viven en los márgenes, los pobres, los inmigrantes, los improductivos, los que no sirven, los viejos y muchos Otros más que un día se van a cansar de vivir vidas miserables alejados de todo bienestar mientras que los demás viven vidas felices rodeados de privilegios.

 

Y cuando se cansen y no aguanten más no van a tener miramientos para ocupar los lugares que tanto anhelan y que se les son negados dentro de un sistema que los silencia. Porque estos otros también son seres humanos iguales a nosotros. Porque ellos también importan. Y porque cuando nosotros orquestamos gestos de ayuda y beneficencia (como el evento de 1986 llamado Hands Across America / Manos uniendo a los EEUU) lo que resulta es una estafa o, en el mejor de los casos, un paliativo insignificante para problemas inmensos. Entonces, si los Otros no luchan ferozmente por lo suyo, ¿quién lo va a hacer? Nosotros seguramente no.

Nosotros (Us, Estados Unidos, 2019). Puntaje: 8

 

Escrita y dirigida por Jordan Peele. Con Lupita Nyong'o, Winston Duke, Shahadi Wright Joseph, Evan Alex, Elisabeth Moss, Tim Heidecker. Fotografía: Mike Gioulakis. Música: Michael Abels. Montaje: Nicholas Monsour. Duración: 116 minutos.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2020

August 20, 2020

August 20, 2020

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com