Las Vegas, de Juan Villegas

19/5/2018

 

“Una calle, una montaña, un puente, un río, siempre son algo más que un fondo. También poseen una historia, una personalidad, una identidad que no hay que desdeñar”

                                                                  Wim Wenders

 

Un ómnibus detiene su marcha por algún desperfecto técnico y sus pasajeros bajan, algunos visiblemente malhumorados, en la rotonda de ingreso a la ciudad balnearia de Villa Gesell, a pocos minutos del centro.

 

Una madre, Laura (Pilar Gamboa, muy convincente en su caracterización entre torpe y despechada) y su hijo, Pablo (Valentín Oliva, con interesantes matices en su interpretación) preguntan al chofer si vendrá otro coche a la brevedad. “En un rato”, responde, incrédulo y con pocas dosis de compromiso, el representante de la empresa. Y en un intento por dimensionar el alcance del término, (¿cuántos minutos son un rato?), el tiempo se instala como tópico que, de aquí en más, atravesará todo el relato.

 

Y será Villa Gesell, con sus rutas, sus playas y el complejo turístico Las Vegas, gran protagonista que da nombre al film, el escenario elegido por el director Juan Villegas para la impecable comedia que abrió la vigésima edición del BAFICI, festival al que es habitué y donde fue presentando todos los títulos de su carrera hasta llegar a su opus 5, que nos habla del paso del tiempo, los recuerdos, el paraíso perdido y el tardío pasaje a la adultez.

Todo esto va tomando forma después de algunos contratiempos. Madre e hijo llegarán a Las Vegas, donde poco después se encontrarán con Martín (un excelente Santiago Gobernori), ex marido de Laura y padre de Pablo. Pero Martín no está solo, se lo ve feliz con Candela (Valeria Santa), su joven novia colombiana, que será blanco de no pocos ataques por parte de Laura, que la llama, despectivamente, Candelaria.

 

Entre la ausencia de Martín como padre de Pablo y la juventud de esa madre que se fue en el cuidado de su hijo (“tendrías que pedirle disculpas, pensá que le robaste la juventud” dice un inescrupuloso Martín a su hijo en un ataque de peligrosa sinceridad), fluye esta comedia fresca, sin ornamentos, con un ritmo que no decae en ningún momento, lo que resulta un mérito indiscutible del director de Sábado y Los suicidas y de un grupo de actores a la altura de esa gesta.

 

Villegas, que conoce muy bien los refugios de la ciudad, ligados a su infancia, se maneja en esas locaciones como pez en el agua, retratando espacios que se van metiendo en la piel de sus protagonistas, de sus deuterogonistas y porque no también, de los espectadores. A todos sumerge en una historia de amor que desafía el tiempo, donde se aborda el pasado (dos jóvenes que fueron padres siendo adolescentes), se vive el presente (el reencuentro de Martín y Laura y el despertar sexual de Pablo) y se instala el futuro como un gran abanico que se abre, optimista (¿una nueva oportunidad al amor?).

 

Apostando a una atmósfera lúdica, no sin aires melancólicos, es en esta comarca balnearia, germen de Las Vegas, donde el poder de la geografía vertebra amores y desamores, encuentros y desencuentros y sobre todo algunas, sino varias, cuentas pendientes.

Las Vegas (Argentina, 2018). Puntaje: 8

 

Escrita y dirigida por Juan Villegas. Con Pilar Gamboa, Santiago Gobernori, Valentín Oliva (Wos), Camila Fabbri, Valeria Santa. Fotografía: Inés Duacastella. Música: Gabriel Chwojnik. Montaje: Andrés Quaranta. Dirección de arte: Ángeles Frinchaboy. Sonido : Mercedes Gaviria. Duración: 75 minutos. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

November 29, 2019

November 15, 2019

November 10, 2019

November 10, 2019

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com