Barrefondo, de Jorge Leandro Colás

28/1/2018

Barrefondo, la ópera prima de ficción del documentalista argentino Jorge Leandro Colás (Parador Retiro, Los pibes), cuenta la historia de Tavo (Nahuel Viale), un piletero del conurbano bonaerense que trabaja en quintas y countries, y que en más de una ocasión es maltratado por sus empleadores. Para peor, es una tarea que deja poco dinero. Una situación que día tras día se torna más asfixiante y no precisamente por el calor del verano.

 

Hasta que un día como cualquier otro Tavo recibe una tentadora oferta de parte del Pejerrey (Sergio Boris), el jefe de una banda de ladrones.  Le ofrece pagarle por información acerca de las casas en las que trabaja, así ellos pueden entrar y robar exitosamente y casi sin riesgos. No es exactamente la idea que el piletero tenía en mente para empezar a vivir otra vida, pero es mejor que quedarse esperando que algo cambie porque sí. Y con una esposa embarazada tener más dinero se hace imprescindible. Entonces, no hay mucho que pensar.

 

Aunque no es un policial negro, ni mucho menos, Barrefondo sí comparte una característica esencial con ese género: a través de narrar la historia de un crimen o un delito, en este caso una serie de robos, se pinta un retrato de la corrupción, las traiciones, el deseo de poder y la búsqueda de obtener dinero casi a cualquier precio. Y no solamente del lado de los delincuentes, sino también de quienes están del lado de la ley y de las clases opulentas. Hay en la película una voluntad de denuncia muy clara sobre la xenofobia, la homofobia, el clasismo y sus derivados, que si bien es acertada también es obvia en el modo de ser representada.   

 

Pero a diferencia de cualquier policial, negro o no, a medida que Barrefondo va desplegando sus aristas se va convirtiendo en un sensible estudio de personaje, en un seguimiento del incierto camino que Tavo recorre que, de a poco, lo va a acorralando. Hay miedo, inseguridad, algo de arrepentimiento y ganas de terminar con todo lo antes posible. Es que este joven como tantos otros no es ni tan bueno ni tan malo y hasta se podría decir que sus motivaciones para ayudar en los robos están, al menos en parte, justificadas.

 

Así construye Nahuel Viale (un joven actor en firme ascenso que se lució en El aprendiz) a Tavo, con matices, con capas, con naturalidad. Incluso en escenas algo forzadas – un par de enfrentamientos con sus empleadores, y otros con los mismos delincuentes – Viale hace que el drama sea creíble y cercano. También María Soldi, que interpreta a Gaby, su esposa, es muy convincente y hace con su personaje más de lo que el guión indica.

 

En cambio, cuando se trata del retrato de los empleadores hay algo que no cierra. A veces es el trazo grueso casi caricaturesco y otras veces es el lugar común. Es creíble que tengan la ideología que la película muestra, pero no lo es tanto el modo en el que la comunican. No se trata del qué, sino del cómo. A la vez, el vínculo entre Tavo y el Pejerrey es verosímil, pero está poco elaborado. Aún sabiendo que el gran protagonista es el piletero, esa relación no deja de ser un bosquejo.

 

Sin embargo ninguna de estas fallas, que no son enormes ni tampoco pequeñas, hace que el corazón de la película deje de latir. Eso no pasa nunca. Barrefondo sostiene su intriga casi por completo y esquiva la gran tentación de ser otra película más sobre los menos pudientes explotados por los que más tienen. Eso, en todo caso, es una parte de un todo que tiene más que ver con examinar qué hace una persona común y corriente cuando las opciones para estar mejor son tan pocas y tanto el presente como el futuro son tan poco esperanzadores.   

Barrefondo (Argentina, 2017). Puntaje: 7

 

Escrita y dirigida por Jorge Leandro Colás (basada en la novela de Félix Bruzzone). Con Nahuel Viale, Sergio Boris, María Soldi, Claudio Da Passano, Osqui Guzmán, Adrián Fondari. Guión: Jorge Leandro Colás, basado en la novela de Félix Bruzzone. Fotografía: Leonel Pazos Scioli. Montaje: Karina Expósito. Sonido: Carlos Olmedo, María Celeste Contratti, Rodrigo Stambuk. Duración: 79 minutos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2020

August 20, 2020

August 20, 2020

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com