Actriz, de Fabián Fattore

11/9/2017

 

Actriz, el documental de Fabián Fattore (Malón, Línea sur) sobre el trabajo de Analía Couceyro como actriz de teatro, se propone observar a la actriz y su arte dentro de algunas facetas dentro de la maquinaria teatral. Esto es a partir de tres ejes centrales: la preparación de Couceyro del personaje de Marie Curie para el concierto escénico De Materie, los ensayos y funciones para la obra de Constanza Muere, y los ensayos y funciones de El Rastro. Cada una de estas instancias para apreciar el talento de la versátil protagonista de varias películas de Albertina Carri, de La mala verdad y El pasado (entre otras) tiene un valor único. No es poca cosa que uno como espectador pueda convertirse en un testigo privilegiado de parte del mundo de un artista.


También significativos, aunque quizás en menor medida, son algunos momentos de la vida cotidiana de Couceyro como, por ejemplo, el tiempo de juego con sus hijos, el tiempo que pasa en la cocina, el transcurrir de un viaje en auto. Tanto en el área profesional como en la más personal aquí la idea es capturar las vivencias, algunas espontáneas mientras que otras no tanto, de un devenir. Y eso, a veces más y a veces menos, está medianamente logrado. No como un todo, pero sí hay fragmentos interesantes.


Pero, los problemas de la película, que no son menores, están en su construcción dramática. Filmada en blanco y negro en largos planos secuencias en cámara fija, La actriz, en tanto documental observacional, debería permitir un acercamiento íntimo a su protagonista y también revelar algo de eso que está oculto. Pero acá eso no pasa. Fattore no revela nada conflictivo o singular que esté más allá de lo que aparece a simple vista. Y tampoco consigue transmitir gran parte de lo afectivo, de las emociones, de lo más visceral de todo el proceso. 


Y esto ocurre por un motivo muy claro: hay una voluntad deliberada en no construir prácticamente ningún tipo de crescendo dramático, de no generar puntos de quiebre, o altos y bajos en la dramaturgia para darle vida a este universo. Por eso antes de la mitad del metraje La actriz ya se torna bastante repetitiva, incluso tediosa. 


Por otro lado, la apuesta es observar sin intervenir. Pero eso no es posible porque ya de por sí no intervenir es una forma de intervención. Y la forma de intervención de cierto tipo de documental observacional – tan de moda en estos tiempos – es el borrar las huellas del autor y no introducir un comentario sobre eso que se muestra. Es decir, que lo mostrado hable por sí mismo. 


Para que eso pase es necesario tener una forma fílmica más elaborada, más jugada, en vez de la fórmula ya tan vista en tantos festivales. Y también es necesario hurgar y escudriñar en vez de simplemente dejar la cámara fija y esperar a que pase algo. Porque si no lo que ocurre es que el modo de la representación no le hace justicia al objeto de la representación.


Con otra dramaturgia y una mirada más personal, La actriz podría haber sido una experiencia emocionante y movilizante. Así como está es se parece más a un ejercicio fílmico hecho con prolijidad y  buena voluntad, pero casi sin pulso y sin alma.  


Actriz (Argentina, 2017). Puntaje: 4


Escrita y dirigida por Fabián Fattore. Fotografía: Melina Terribili. Montaje: Karina Expósito. Duración: 81 minutos. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

November 29, 2019

November 15, 2019

November 10, 2019

November 10, 2019

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com