El esgrimista, de Klaus Härö.

2/6/2017

 

Durante la Segunda Guerra Mundial Estonia fue ocupada primero por Alemania y después por la Unión Soviética. Al final de la guerra y con el triunfo de los aliados,  Estonia quedó bajo el gobierno de la Unión Soviética y Jósif Stalin. Los hombres de Estonia, que anteriormente habían sido reclutados por los nazis, se convirtieron en enemigos del pueblo y fueron perseguidos por la policía secreta de Stalin. Para muchos, fue el principio de otro gran período de oscuridad.

 

Dentro de ese estado de las cosas, a comienzos de 1952, se desarrolla la historia de El esgrimista, del finlandés Klaus Härö, que fue nominada a Mejor Película Extranjera en los Globos de Oro del 2016, y está basada en la historia de Endel Nelis (Mart Avandi), un maestro y eximio esgrimista que para evitar ser enviado a Siberia se ve obligado a dejar Leningrado para refugiarse en un pueblo perdido de Estonia llamado Haapsalu, donde consigue un trabajo como profesor de educación física en una escuela primaria.

 

Para animar a sus alumnos decide crear un equipo de esgrima, que termina siendo motivo de alegría y entusiasmo tanto por parte de los niños como de sus padres. Sentir el espíritu del deporte, pertenecer a un equipo y hasta eventualmente competir pueden ser todos caminos que conducen a un renacer. Lo que no tiene nada de bueno es que no es tan fácil esconderse de la policía secreta de Stalin. Tarde o temprano siempre encuentran lo que buscan. O a quien buscan.

 

El esgrimista está muy bien filmada, eso hay que decirlo de entrada. Es verdad que es convencional y académica, pero está ejecutada con precisión y hasta tiene cierto refinamiento. No solo la iluminación es impecable técnicamente e incluso atractiva estéticamente, sino también la composición del cuadro y los encuadres están construidos desde una mirada atenta, buscando el equilibrio y la armonía. Sin ser sobresalientes, el montaje y el diseño de sonido son más que dignos. Otro logro no menor es la convincente dirección de arte.  

 

El esgrimista fue nominada a los Globos de Oro 2016 y tiene sentido: es una película en tiempos de penurias socio políticas, con un héroe humanista, todo retratado con un look atractivo. Sobre todo porque es, también, una historia de superación personal, de solidaridad y de maduración. Hay una lección de vida y no está dada con condescendencia. Y es emotiva. Todas cualidades que hacen a una película premiable, para bien y para mal.

 

Lo que El esgrimista no tiene es vuelo poético o rasgos autorales de ningún tipo. Es una película que podría haber hecho cualquier director competente. A la vez, su narrativa dista de ser muy atrapante. Tanto su trama como sus personajes son más bien genéricos. Sin ir más lejos, el modo en el que se vinculan es considerablemente previsible  – hay aprensión inicial entre maestro y alumnos, luego hay algo de rechazo, después hay un acercamiento, y finalmente se da una entrega mutua. Todo esto ya se vio en muchas otras películas. No es casual que la crítica en general la haya comparado con La sociedad de los poetas muertos, que es quizás más interesante cinematográficamente, pero a diferencia de El esgrimista, es demagógica, muy simplista y hasta taimada.

 

No es que la película de Klaus Härö sea compleja y sofisticada (claramente, no lo es) pero al menos no trata de ser tan trascendente, es más auténtica y no es pretenciosa.  Pero eso no quita que considerando lo que debe haber sido la historia de la vida real es posible imaginarse que acá había mucho más material para examinar y profundizar. Eso se nota enseguida.    

 

El esgrimista (Miekkailija, Finlandia, 2015). Puntaje: 6

 

Dirigida por Klaus Härö. Escrita por Anna Heinämaa. Con Märt Avandi, Ursula Ratasepp, Lembit Ulfsa, Kirill Käro, Carmen Mikiver, Kaie Mihkelson, Hendrik Toompere Sr. Fotografía: Tuomo Hutri. Música: Gert Wilden Jr. Montaje: Ueli Christen y Tambet Tasuja. Duración: 98 minutos.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

March 29, 2020

February 25, 2020

February 22, 2020

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com