Entre nosotras, de Maria Sole Tognazzi

30/3/2017

 

En Entre nosotras, de Maria Sole Tognazzi, Federica (Margherita Buy) y Marina (Sabrina Ferilli) están en pareja desde hace ya 5 años. Viven en un gran y muy bien decorado departamento en Roma y como toda pareja tienen buenos momentos y otros no tan buenos. Aún cuando se llevan bastante bien y se quieren mucho (aunque quizás no estén tan enamoradas como antes) las dos son bastante diferentes, lo que a veces ocasiona ciertos problemas.

 

Porque Federica antes estuvo casada, mantiene una buena relación con su ex marido y también con su hijo veinteañero. Ellos conocen y aceptan la vida de Federica con Marina, y Marina también los acepta a ellos, pero es Federica la que no se acepta a sí misma del todo. Siempre dijo y dice que ella no es lesbiana, sino que Marina es la única mujer de la que se enamoró en toda su vida. Algo así como una excepción. Por eso, entre otras cosas, no salió del closet por completo.

 

Marina no puede ser más diferente. Es una ex actriz con moderado éxito que ahora se dedica a la gastronomía. Nunca ocultó su orientación sexual y tampoco tuvo problemas a raíz de eso. Por eso es fácil entender que después de 5 años le resulte bastante molesto que Federica exija tanta reserva. Si a eso se le suma el desgaste propio de toda relación, las inseguridades personales y demandas de Federica, la necesidad de Marina de un cambio (que podría ser actuar por primera vez en 15 años), entonces no quedan dudas de que se acerca una crisis.

 

Dentro del molde del drama y la historia romántica, Entre nosotras construye sus personajes con exactitud, les da matices y los hace seres de carne y hueso. Sus conflictos son reconocibles, nunca impostados, y que sean dos mujeres (y no un hombre y una mujer) le añade ciertas capas bien singulares al conflicto, pero en su esencia todo lo que pasa es bastante universal. Además, y esto es muy importante, hay mucha naturalidad y espontaneidad en la mirada de la realizadora, sin que existan los estereotipos más habituales. Igual importancia tiene la labor de las dos actrices, que encarnan sus personajes con empatía, soltura y confianza.

 

Por otra parte, la zona en la que falla Entre nosotras es en la profundización del conflicto y en ser tan predecible. Gran parte de las escenas son bastante panorámicas, focalizan en uno o dos aspectos esenciales y enseguida, se pasa a otra cosa. Hay varias subtramas que empiezan a desarrollarse, pero pronto se diluyen o quedan en una zona gris. A la vez, que el devenir de la pareja con sus idas y vueltas sea tan parecido al de tantas otras parejas, lesbianas o no, en tantas otras películas (incluyendo el final de la historia) le quita mucha fuerza al drama.

 

Sin embargo, considerando las pocas historias de amor entre mujeres que hay en el cine contemporáneo, y mucho menos en el italiano, Entre nosotras es una propuesta que puede llegar a entretener y que ofrece alguna que otra escena más que interesante.

 

Entre nosotras (Io e lei, Italia, 2015) Puntaje: 6}

 

Dirigida por Maria Sole Tognazzi. Escrita por Ivan Cotroneo, Francesca Marciano, Maria Sole Tognazzi. Fotografía: Arnaldo Catinari. Duración: 102 minutos.

 

 


 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

August 20, 2020

August 20, 2020

August 20, 2020

Please reload

Please reload

Presentado también en

 ¿Te gusta lo que lees? Dona ahora y ayúdame a seguir elaborando noticias y análisis. 

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com